11 ago. 2012

Pedazo de mi corazón: La mecánica del corazón.

En esta oportunidad les traigo pequeños fragmentos del libro La mecánica del corazón, de Mathias Malzieu. Son las que más me han gustado.


-Volver al tiempo en que amaba sin estrategia, cuando me arrojaba de cabeza sin miedo a estrellarme contra mis sueños.

-…La época en que no tenía miedo a nada, en la que podría subirme al cohete rosa del amor sin abrocharme el cinturón.

-Me paso la noche intentando reparar mi viejo corazón de madera, y siendo el penoso chapuzas que soy, no lo consigo.

-Esta noche me acuesto con ganas de revolver entre los sueños y los recuerdos que guardo en la papelera del corazón.

-Sé que nos peleamos por culpa de Joe y de los celos, que arrojé mi corazón a la basura a fuerza de amarte, pero quiero volver a empezar porque te amo por encima de todo. He aquí lo que debería decir.

-Son insoportables la alegría y el dolor simultáneos.

-Me evaporo en la bruma pensando en Jack el Destripador. ¿Terminaré como él incapaz de lograr nada más que historias de amor con mujeres muertas?

-Es hora de que vuelva a empacar mis cacerolas de sueños.

-Me creía capaz de todo por ella, de pulverizar copos de luna para cubrir de brillo sus párpados, de no dormir nunca más hasta los trinos de los pájaros que bostezan a las cinco de la mañana, de atravesar la tierra para reunirme con ella al otro lado del mundo… ¿Y cuál ha sido el resultado?

-Mis sueños de adulto reciente se funden como copos de nieve en el fuego. ¡Qué estupidez color rosa es el amor!

-Si regresara a casa procuraría no aplastar esos sueños con mi cabeza pesada poblada de tantas preocupaciones de adulto.

-Pero no era más que un adolescente… Peor, un adolescente con sueños de niño, incapaz de no mezclar los sueños y la realidad para sobrevivir. 

-¿Cómo es posible que una pequeña muchacha pueda desajustarme el reloj con más intensidad que un asesino?

-La angustia teje una tela de araña en mi garganta, mi voz está atrapada. Me gustaría parecer fuerte, pero me derrumbo por todas partes.

0 Latidos:

Publicar un comentario

¡No te vayas sin comentar! Recuerda que tu opinión siempre será valorada, en tanto se haga de forma respetuosa.
¡Gracias por visitarnos!

 
Diseñado por Belén Vieparoles de Vieparoles Avenue : 2014