17 ago. 2012

Últimas Adquisiciones #2

En esta oportunidad les traigo una edición de "Ultimas Adquisiciones" bastante cargadita. 

Tuve la oportunidad de pasar por una "mini feria del libro", donde habían montones de libros apilados en unas cuatro mesas (la mayoría usados) con excelentes ofertas. Como fui el último día, las mayoría de las novedades se habían agotado, pero eso no me detuvo. Les dejo los títulos que compré. 


Lento vals en Cedar Bend, de Robert James Waller. "Waller relata una historia apasionante, inteligente y conmovedora sobre un amor que se da una sola vez en la vida, esa clase de amor que se da una sola vez en la vida". The Washington Post.

De eso no se habla, de Julio Llinás. Este libro me llamó más que nada por su portada y el nombre, pues la contraportada solo da la opinión de Dalmiro Sáenz acerca del libro, y no nos dice demasiado de su contenido.


El árbol de la malaria y otro relatos, de Ruth Rendell. Once relatos de Ruth Rendell que acreditan de forma particularmente brillante su insólita capacidad para captar los oscuros y sutiles pero asimismo complejos e irrefrenablesimpulsos del alma humana que están en la raíz de todo crimen, ya sea pavoso o nimio. El relato que da título al volumen es un magnífico ejemplo de ello. Tricia consigue convencer a su marido Ford de hacer un viaje por África para evitar que su matrimonio se hunda. Pero lo inicialmente era un intento de común acuerdo para buscar una reconciliación, muy pronto se convertirá en una pesadilla de la que ninguno podrá escapar: uno por morir y el otro por no poder olvidar...

Un dulce sabor a muerte, de Ellis Peters. En el siglo XII, en el monasterio benedictino de Shrewsbury, fray Cadfael lleva una existencia sencilla como encargado del herbario. Sin embargo, cuando el ambicioso prior Roberto decide hacerse con las reliquias de santa Winifreda, la experiencia mundana de fray Cadfael adquiere una importancia vital, porque habrá de enfrentarse con una crimen terrible y aparentemente irresoluble.




La sangre del abad, de Susanna Gregory. En un baúl aparece el cadáver de un fraile, pero no es la única muerte inexplicable en la pequeña ciudad medieval de Cambridge: varias prostitutas han sido brutalmente asesinadas y se desconoce el paradero del vicerrector de la universidad. Matthew Bartholomew, entregado a la tarea de formar nuevos médicos para reemplazar a los muchos fallecidos a causa de la peste negra, se ve envuelto casi por azar en la investigación. Casualmente da con una iglesia abandonada donde celebra sus reuniones una misteriosa secta. Allí descubre una red de chantajes y engaños cuyo objetivo es derrocar la religión oficial.

Cartas malditas, de Ramsey Campbell. Cuatro jóvenes amigos viven acosados por sus demonios interiores. Peter desea que su abuela, mujer posesiva que se mete en todo, desaparezca de su vida; a Steve le gustaría que uno de sus profesores dejara de molestarlo; Robin aborrece al hombre que acosa a su madre; y Jimmy ansía que su padre, un jugador empedernido, tenga suerte alguna vez. Ya al borde de la desesperación, reciben unas extrañas misivas anónimas que ofrecen: "Haga todo lo que usted necesita". Un deseo oculto se apodera de ellos, y ven en las misteriosas cartas la solución a sus problemas. Pero una súbita ráfaga de viento acelerará inquietamente sus destinos, y hará realidad sus deseos de manera aterradora.
   Veinticinco años después, los cuatro viven atormentados por el recuerdo de los trágicos efectos que tuvieron sus deseos, y buscan desesperadamente una respuesta a la eterna pregunta: ¿Cómo se puede romper un pacto con el diablo?


Oficio de difuntos, de Arturo Uslar Pietri. A medida que se interna en la psicología de una caudillo real, Uslar Pietri construye la historia novelada de una nación sometida a los oscuros designios de un hombre a quien el poder ha trasmutado en un ser sobrenatural que todo lo ve y puede. (...) La novela nos asoma también al interior de una conciencia envilecida la del padre Solana— cuya lucidez es su peor castigo. Él es la imagen del hombre ilustrado seducido por los favores del poder, al cual no duda en brindar sus mejores talentos.

Presagios, de Karin Fossum. En un pequeño pueblo de Noruega, unos terribles malentendidos perturban la tranquilidad de sus habitantes; hospitales que anuncian accidentes que no han ocurrido, periódicos que publican esquelas de ancianos que siguen vivos... Presagios de algo espantoso que va a ocurrir. Karin Fossum, la dama noruega del crimen, dibuja un fascinante retrato de una comunidad al borde del precipicio.


Entre tías y putas, de Salvador Garmendia. Entre 1965 y 2002, Salvador Garmendia publicó catorce libros de narrativa breve, de donde surge la presente selección, realizada por Elisa Maggi, viuda del autor. Dos de sus frecuentes motivos narrativos han servido como hilo conductor: las tías, siempre presentes en su añorado y recurrente mundo de infancia pueblerina, y las putas como parte de su galería de seres anodinos y enajedanos, muñecas para la contemplación o simples objetos destinados a saciar una elemental necesidad fisiológica. 
    El resultado ha sido un libro coherente en sus constantes temáticas y que refleja de manera cabal el particular estilo narrativo de este escritor venezolano fundamental, considerado como una de las voces más destacadas de la literatura latinoamericana del siglo XX. 

Piedra lunares, de Fedosy Sataella. Una galería de extraños personajes, truculentas historias y siniestras circunstancias se dan cita en estos once cuentos de Fedosy Santaella, enlazados todos ellos por un hilo de sangre conductor que o dejará de salpicar al lector. Su constante humor macabro, acompañado de una feroz y socarrona crudeza convierten a este libro en fiel representante de la más auténtica estética del cómic y del cine negro de los últimos tiempos. 

                       *****

Por otro lado, un familiar me ha dejado elegir libros de su biblioteca para llevármelos prestados. He escogido los siguientes:


Los hombres que no amaban a las mujeres, de Stieg Larsson. Harriet Vanger desapareció hace 36 años durante un carnaval de verano en la isla sueca Hedeby, propiedad prácticamente exclusiva de la poderosa familia Vanger. A pesar del despliegue policial, no se encontró rastro de la muchacha de 16 años. ¿Se escapó? ¿Fue secuestrada? ¿Asesinada? Nadie lo sabe: el caso está cerrado, los detalles olvidados.
   Pero hay quien sigue recordando a Harriet, su tío Henrik Vanger, un empresario retirado, ya en el final de su vida y que vive obsesionado con resolver el misterio antes de morir.
 En las paredes de su estudio cuelgan 43 flores secas y enmarcadas. Las primeras 7 fueron regalos de su sobrina. Las otras llegaron puntualmente para su cumpleaños, de forma anónima, desde que Harriet desapareció.
    Vanger contrata a Mikael Blomkvist, periodista de investigación y alma de la revista Millennium, una publicación dedicada a sacar a la luz los trapos sucios del mundo de la política y las finanzas. Mikael no está pasando un buen momento: está vigilado y encausado por una querella por difamación y calumnia. Detrás de la querella está un gran grupo industrial que amenaza con derrumbar su carrera y destruir su reputación. Así que acepta el extraño encargo de Vanger de retomar la investigación de la desaparición de su sobrina e intentar tirar de algún cabo suelto.
    Un trabajo complicado para el que recibe el regalo inesperado de la ayuda de Lisbeth Salander, una investigadora privada nada usual, incontrolable, socialmente inadaptada, tatuada y llena de piercings, y con extraordinarias e insólitas cualidades como su memoria fotográfica y su destreza informática.
    Así empieza una novela que es la crónica de la guerra interna de una familia, un fresco fascinante del crimen y del castigo, de perversiones sexuales, de trampas financieras, un entramado violento y amenazante entre el que sin embargo crece una tierna y frágil historia de amor. Una historia de amor entre la que será la pareja más memorable de la literatura criminal.

Viaje al centro de la tierra, de Julio Verne. "En este libro el autor avizora un viaje a la sombra absoluta del mundo, desde la porosa Islandia hasta las vecindades quemantes del Etna. La ruta que propone es la garganta de un cráter.  Allá en los abismos de lava y magma ateridas, sus personajes se sepultan, pero vez la luz en la tiniebla insondable; recorren las edades de la Tierra en la roca viva y muerta, pero navegan por un océano subterráneo. Conocen la levedad que nos niega nuestro pesado ego. Tropiezan con las osamentas de los monstruos antediluvianos y se topan con sus sobrevivientes y con criaturas de la zoología fantástica borgiana. (...) Lo que prestigia a esta novela es la afición por lo insólito de Julio Verne, para quien la ciencia fue una de las aliadas de la mentira narrativa: una mentira que desautoriza a cada instante el destino". Luis Alberto Crespo.          

            

Casas muertas, de Miguel Otero Silva. "Son pocos los venezolanos que todavía no han leído casa muertas. Los que quedan pueden hacerlo ahora  será como emprender un viaje a través de la memoria de un país.
  Miguel Otero Silva lleva por primera vez al plano de la ficción narrativa, la vida sencilla y laboriosa de un pueblo, Parapara de Ortiz, donde un proceso de transformaciones rompe y desfigura los antiguos rituales cotidianos. El espejismo del petróleo empuja a la aventura del éxodo a los desorientados sobrevivientes del paludismo y las casa solariegas de Ortiz se resignan al lento suplicio que ha de convertirlos en ruinas. (...)" Salvador Garmendia.

Madame Bovary, de Gustave Flaubert. "Pobres burgueses indolentes, codiciosos, insensibles, voraces, privados de grandeza y espiritualidad. La pequeña Emma Bovary, con sólo un toque de sus manos demasiado frágiles y demasiado limpias, los arroja de su falso trono y hace de ellos la escoria de un Siglo que se ha olvidado su dignidad y su grandeza.
   El laborioso y transparente Gustave Flaubert escribe con Mademe Bovary algo más que una novela. Desnuda moralmente a un siglo entero y hace que el indiferente hombre común se mire a sí mismo, y descubra lo mucho que cuenta su pequeña historia en la reconstrucción del sueño y la verdad humana. Emma es la heroína de una guerra secreta, silenciada por la hipocresía y la simulación. Su infidelidad es la verdadera felicidad a los sentimientos y una voluntad de sacrificio que sólo se detiene frente al poder de la sensualidad liberada y la nobleza de los sentimientos"—)Salvador Garmendia.


Crónicas marcianas, de Ray Bradbury. Este libro lo tomé por instinto, pues la contraportada sólo trae opiniones acerca del libro, pero no te da información acerca de la historia que contiene.

Once minutos, de Paulo Coelho. María es de un pueblo del norte de Brasil. Todavía adolescente, viaja a Río de Janeiro, donde conoce a un empresario que le ofrece un buen trabajo en Ginebra. Allí María sueña con encontrar fama y fortuna pero acabará ejerciendo la prostitución. El aprendizaje que extraerá de sus duras experiencias modificará para siempre su actitud ante sí misma y ante la vida. Once minutos es una novela que habla del amor, esa palabra tan gastada, cuya esencia es maltratada cotidianamente por las acciones humanas. 
   Es un libro que explora las naturaleza del sexo y del amor, la intensa y difícil relación entre cuerpo y alma, y cómo alcanzar la perfecta unión entre ambos.


Fahrenheit 451, de Ray Bradbury. Fahrenheit 451: temperatura a la que el papel de libros se enciende y arde. 
  Guy Montag es un bombero, y el trabajo de un bombero es quemar libros, que están prohibidos porque causan discordia y sufrimiento. El Sabueso Mecánico del Departamento de Incendios, armado con una letal inyección hipodérmica, escoltada por helicópteros, está preparado para rastrear a los disidentes que aún conservan y leen libros. Fahrenheit 451 es la novela clásica de un futuro posliterario. 

Todas las sinopsis de los han sido tomadas de las contraportadas de los ejemplares.

2 comentarios:

  1. Hola! A mí me llamó la atención piedras lunares.
    Los hombres que no amaban a las mujeres aun no lo he leído, pero lot engo en la estanteria esperandome!
    Disfruta de tus lecturas :)
    Un beso cielo!
    http://amormasalladelaunicidad.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, así será. (; Estoy intentando leer a más escritores latinoamericanos.

      Eliminar

¡No te vayas sin comentar! Recuerda que tu opinión siempre será valorada, en tanto se haga de forma respetuosa.
¡Gracias por visitarnos!

 
Diseñado por Belén Vieparoles de Vieparoles Avenue : 2014